Hay dos factores principales que influyen en nuestra posibilidad de contraer una infección del tracto respiratorio: uno es el grado de exposición a patógenos como el coronavirus, y el otro es el estado de nuestro sistema inmunológico. Podemos reducir nuestro riesgo de infección haciendo varias cosas que limitan la transmisión de infecciones y hay varias estrategias de comportamiento y nutrición que podemos hacer para ayudar a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Algunos estudios sugieren que el consumo regular de frutas y suplementos de polifenoles vegetales (por ejemplo, quercetina) o bebidas que contienen altas cantidades de polifenoles (por ejemplo, cerveza sin alcohol y té verde) también pueden reducir la incidencia del resfriado común.

Los problemas gastrointestinales pueden reducir tu rendimiento, evitar que disfrutes de un entrenamiento o competencia y en casos extremos impedirán que completes un evento.

Estos síntomas te pueden afectar de dos maneras:

- Tracto gastrointestinal superior: reflujo, eructos, vómitos.

- Tracto gastrointestinal inferior: diarrea, sangrado gastrointestinal, flatulencia, calambres.

Son más comunes en deportes que implican rebotes o “sacudidas” como correr y son más frecuentes en mujeres.

Una vez que terminamos el entrenamieto, debemos ocuparnos de la recuperación. Esto implica preparasre para la próxima sesión de entrenamiento. ¡A ocuparnos de las 4 R!

Rehidratar: tomar agua o bebidas deportivas para volver a un estado de hidratación normal Reparar: las células musculares a través del aporte de proteínas Recargar: los depósitos de glucógeno a través del consumo de carbohidratos Relajar: descansar. El descanso no puede reemplazarse con ninguna estrategia.

Licuado de cítricos y frutillas. Muffins de manzana.

Menú de  merienda muy bajo en grasas con un muy buen aporte de vitamina C, moderado en hidratos de carbono  de fácil digestibilidad y proteínas de alto valor biológico.

Licuado: 80 g de frutillas frescas, previamente lavadas y cortadas, jugo de 2 naranjas exprimidas + agua. Licuar con agregado de 1 cucharada de té colmada de miel.

Son alimentos que están diseñados especialmente para deportistas, y forman parte del grupo A de la clasificación de suplementos del Instituto Australiano del Deporte.

Algunos de ellos equivalen a una bebida deportiva concentrada, ya que aportan casi los mismos nutrientes pero con mucho menor contenido de fluidos, con lo cual no sirven para hidratar y siempre deben ser consumidos con agua.

Si realizas una práctica deportiva, sea a nivel competitivo o recreacional, estás expuesto a sufrir lesiones de diferentes tipos que afectan al conjunto del sistema músculo-esquelético y del que forman parte, además de los huesos, los músculos, los ligamentos, los tendones y las articulaciones.

1. Lesiones musculares

Afectan a los músculos y pueden producirse por traumatismos directos, sobreesfuerzos, movimientos inadecuados, etc.
1

Muchos chicos hacen deporte a la tarde, luego de haber cumplido con el horario escolar. Esto hace que las horas previas a la práctica física deban hacer una colación, e incluso la merienda, fuera de casa.

Planificar qué comer, preparar y llevar desde casa, garantiza a los chicos mejor nutrición. En cambio, improvisar con alimentos ultraprocesados, les permite comer, pero no alimentarse.

Filete de pescado al vapor con pan de acelga y papa. Platón de frutillas y kiwi.

Menú  sugerido para la cena ya que, al ser bajo en grasas, alto en proteínas completas y bajo en hidratos de carbono, es de muy fácil digestibilidad. Puede ser menú integrante de un plan de reducción de peso corporal.

Filete al vapor: rociar 200 g de merluza o lenguado con el jugo de ¼ de limón, condimentar con sal y pimienta. Calentar el horno a 200°C.

Los atletas más destacados en el running son de estructura ósea chica y con un mínimo de grasa. Pero como la mayoría de los corredores no estamos bendecidos por la genética, deberíamos hacer un esfuerzo por mejorar el peso corporal.

¿Qué significa esto?

Como el chasis – el esqueleto- no lo podemos cambiar, es importante que estemos lo más magros posibles para tener la menor cantidad de lastre al correr y seamos más económicos -energéticamente hablando-.

El cansancio se suele presentar en situaciones normales de la vida por causa de entrenamientos, carencia de sueño, aburrimiento, infelicidad, desilusión, hastío, fastidio, entre otras. En este caso se trata del cansancio considerado normal, ya que es una respuesta importante y normal tras un esfuerzo físico, tensión emocional o carencia de sueño; y desaparece después de un periodo adecuado de descanso.
Cargando